Los sueños, ¿sabes por qué son tan importantes?

Los sueños; ¿sabes por qué son tan importantes?

 

Los sueños y su simbología es un tema que ha fascinado a la historia de la humanidad desde hace muchos siglos. Historias de reyes buscando alguna interpretación de sus sueños son situaciones que nos datan desde los principios de la historia, pero ¿sabes qué significan estas representaciones? Hoy vamos a hablar de este fantástico mundo que se revela cuando cerramos los ojos.

La cuarentena y el confinamiento se han convertido en los hechos más trascendentes y cruciales de lo que va de siglo XXI y observatorios psicológicos, han arrojado resultados que muestran que cada vez más personas están soñando. Sí, este tipo de limitaciones han hecho que los tiempos de fase REM sean mucho más largos y consecutivos. Este cambio se ha producido porque hemos tenido que adaptarnos a cambios muy grandes en muy poco tiempo. 

El aumento de las metáforas oníricas.

La psicoterapeuta Philippa Perry, nos cuenta que recibe muchas más consultas sobre sueños y sus significados en estos tiempos de pandemia, en comparación con las recibidas antes de la época del COVID. Las personas ahora tenemos más tiempo y ocasión de introspección de lo que pensamos. Algunos se han reencontrado con su casa, lugar que solamente visitaban para dormir. Otros han enlazado de nuevo con amigos y familiares y también están los que se han dedicado a hacer todas esas actividades que habían postergado por mucho tiempo. Esta situación mundial ha hecho que nuestro inconsciente tome más fuerza, y con él, nuestros sueños.

Soñar no es una actividad de poca importancia, es un mundo que se desvela en este momento en que la mente consciente descansa. Piensa en tus sueños como todo eso que también eres, pero aparece mientras sueñas. Cuando aprendes a entender y a conectar con esto que también eres, adquieres habilidades de autoconciencia y conocimientos más desarrollados. Soñar es indispensable para una vida sana.

Presta atención a tus sueños.

No todos los sueños tienen el mismo significado ni trascendencia en todos los casos, pero hay ciertos rasgos característicos con los que nos podemos guiar para entender un poco más este mundo inconsciente. En 1525 vemos un sueño de Alberto Durero en el que torrentes de agua vertiginosa caen del cielo y producen estruendos ensordecedores, que no sólo inundan todo el país, sino que llenan de un terror inimaginable la mente de quien lo sueña. En este caso, el sueño fue tan intenso que sirvió de inspiración para una de sus grandes obras.

El sueño de Durero tiene un carácter muy importante, el componente principal es el agua y este tipo de sueños suelen estar ligados a las emociones. Ahora los consultorios reciben muchos pacientes con asuntos ligados a fenómenos como tsunamis o inundaciones. Nuestros tiempos están llenos de cambios y las emociones también se mueven en este sentido.

Los pintores surrealistas encontraron en los sueños una forma de catarsis y de inspiración artística. Desde que Freud plantea los sueños como una expresión de deseos inhibidos y distorsionados por la conciencia, empezamos a prestar más atención a nuestros estados inconscientes que se manifiestan mientras soñamos.

Freud y el subconsciente.

Después de muchos años de estudio del mundo onírico, Sigmund Freud amalgama en una nueva teoría, las corrientes clásicas del psicoanálisis con este mundo. Como ya hemos visto, para Freud, los sueños no suceden por azar, sino que reflejan instintos y deseos que no alcanzan a ser satisfechos durante el día en los estados de consciencia, por lo que el subconsciente revela estos contenidos durante la noche.

Por ejemplo, los sueños en que las personas resuelven conflictos o logran metas muy difíciles, se constituyen como  representaciones de este tipo de deseos. Sin embargo, los sueños son personales y es importante identificar los elementos para encontrar un sentido en ellos. Los sueños no son iguales para todos.

En otro apartado, Freud postula que los sueños relacionados a los vuelos o aves están relacionados a deseos de libertad. En muchos casos, las personas que experimentan estas metáforas oníricas, suelen tener experiencias relacionadas a las privaciones o frustraciones. 

Por otro lado, los sueños de persecuciones también son bastantes comunes. En este caso, correr, huir o escapar despiertan sensaciones ligadas a la angustia, miedo y malestar. Aquí es importante hacer un ejercicio de introspección en el que podamos evaluar qué situaciones de nuestra vida están generando estos sentimientos.

Los sueños pueden ser tu interlocutor más honesto. En muchos casos, los psicoanalistas recomiendan tomar nota inmediatamente de los sueños cuando te levantas. Hacerlo de manera detallada te dará oportunidad de evaluar con exactitud qué pasó y qué te quiere decir tu subconsciente mientras sueñas.

¿Por qué es tan importante soñar?

Los sueños tienen una importancia práctica en nuestras vidas. Nos ayudan a conocernos mucho mejor y a resolver problemas y conflictos que se nos dificultan durante el día. Soñar puede ayudarte a relacionarte de una mejor forma contigo mismo, te ayuda a entender y canalizar tus procesos internos. Cuando entiendes lo que pasa contigo mismo, eres capaz de convertirte en una mejor versión de ti y tomar mejores decisiones.

Los sueños tienen la capacidad de convertirse en un gran sistema de alerta. Muchas veces, las responsabilidades de cada día absorben gran parte de nuestra atención y de nuestro tiempo, por lo que dejamos de prestar atención a los pequeños detalles. Los sueños pueden revelar estas realidades en forma simbólica o metafórica. Además, soñar te ayuda a ampliar los horizontes de tu vida porque revela nuevas perspectivas.

Aprende a relacionarte con tus sueños.

Aunque los sueños pueden tener patrones que se repiten de persona a persona, la realidad es que todo lo que pasa en ellos está intrínsecamente ligados a nosotros. Por ejemplo, si sueñas con tu madre, no se trata de ella, sino de ti y de tu relación con ella. No son algo externo, sino son lo más íntimo y revelador de nosotros mismos. El psiquiatra alemán Fritz Perls plantea una técnica en la que escribir o pintar los sueños es una forma de representarlos. Plasmar en un estado de consciencia los contenidos de los sueños puede ayudar a entender lo que dicen de ti mismo.

En definitiva, los sueños no son juego, son parte de nosotros y es importante apropiarnos de ellos y relacionarnos con ellos de una forma más profunda. Ellos revelan partes de nuestras emociones, sentimientos y comportamientos que no tienen lugar sino mientras dormimos.

Si quieres saber más sobre nuestro Instituto, puedes suscribirte a nuestro boletin para recibir toda la información que necesitas sobre tus sueños.

 

¿Tú también quieres obtener respuestas de tus propios sueños?

El equipo que formamos el Instituto A.M.I. somos especialistas en todo lo relacionado a la interpretación de los sueños y sabemos cómo rastrear y extraer toda la información de nuestro inconsciente, nos avalan ya muchos años de trabajo y dedicación, ahora tú puedes formarte profesionalmente para comenzar a interpretar tus propios sueños, así como para ayudar a otras personas.

Ponemos a tu disposición toda nuestra experiencia en psicoterapia, así como toda la oferta formativa de Instituto A.M.I. donde conocerás las técnicas y las herramientas necesarias para convertirte en un buen analista de sueños.

 

También te puede interesar: CURSO ONLINE DE ANALISIS DE SUEÑOS A.M.I.

Por Floren Francia Alcántara, Noviembre 2020.

Instituto A.M.I.

ami@institutoami.com

 

Show Buttons
Hide Buttons