Bienvenido a la Terapia Regresiva

 

A continuación quiero exponerte como se desarrolla un proceso en terapia Regresiva y sus distintas fases, para que percibas mejor el modelo de trabajo que seguimos en el instituto.

Algunos libros sobre Terapia Regresiva pueden dar la impresión de que problemas que venían aquejando a ciertas personas desde hacia muchos años se solucionaron en una o dos sesiones, por lo que muchas personas solicitan terapia con esta idea; hacer terapia Regresiva es hacer psicoterapia y toda psicoterapia requiere un proceso terapéutico que suele pasar por varias fases.

LAS  FASES

I FASE

Vamos a buscar los recuerdos que le condicionan e influencian en el momento actual y están creando situaciones,emociones, respuestas físicas o comportamientos  que no deseamos

3 FASE

Ahora podemos cambiar los criterios negativos al habernos hecho conscientes de cuáles son y cómo los hemos creado y cambiarlos por otros más efectivos, transformando no sólo la conducta, sino también la respuesta emocional y somáticas.

2 FASE

Necesitamos entender el por qué hemos tenido que vivir estas situaciones pudiendo así desactivarlas a través del perdón, recuperando nuestro potencial humano, dones, capacidades, habilidades…..

4 FASE

Aprenderemos  a  utilizar la capacidad creativa del  pensamiento  para crear nuevas  realidades  más satisfactorias, reconduciendo  conscientemente la vida hacia nuestros propósitos..

Por supuesto, siempre puedes trabajar hasta donde quieras y abandonar la terapia cuando lo creas conveniente, pero es importante que conozcas que, para que la terapia funcione y puedas ver un cambio profundo y duradero en aquello que deseas cambiar, tendrás que asistir con cierta regularidad y comprometerte a finalizar su proceso.

Trabajamos con tus pensamientos,tus emociones, tus respuestas somáticas (físicas) y tus conductas, pero será muy importante el trabajo que realices fuera de las sesiones, aprendiendo a observar y modificar tus antiguos esquemas y actitudes, por lo que es importante que te impliques en tu propio proceso de cambio.

LAS RESISTENCIAS

Puede ser que en algún punto del proceso una parte de intente sabotear su proceso de cambio, esto es conocido como las resistencias. Podrás detectarlas por los efectos que producen: impaciencia, deseando resultados más inmediatos, fracaso en tus nuevos propósitos de cambio, el sentimiento de que ha dado “un paso atrás” o “recaído” o incluso sentimientos negativos hacia su terapeuta o hacia la misma terapia. Esto último suele suceder sobre todo en la fase donde ya no estás reviviendo recuerdos donde es víctima de las personas o de las circunstancias, sino que usted también podría haber dañado a otras personas.

Si experimentas alguna de estas resistencias habla con tu terapeuta y exprésela todo lo que está sintiendo, él/ella sabrá comprender lo que le ocurre y aconsejarte debidamente.

Recuerda que el crecimiento no es lineal, se dan pasos hacia delante y alguno hacia atrás. Es importante que no te desanimes y no se critique por ello.

DURACIÓN DE LA TERAPIA

La Terapia Regresiva no es una terapia larga, pero un cambio real y profundo necesita su tiempo. La duración dependerá en gran medida del problema por el que consulta, de la facilidad o resistencias que pueda haber para llegar a ciertos recuerdos, pero sobre todo, de la profundidad en la que usted quiera trabajar.

Si sólo desea solucionar un síntoma, se utiliza un esquema de trabajo más corto, pero si desea conocer en profundidad su esquema evolutivo y entender realmente por qué ha tenido que vivir ciertos sucesos, relaciones o circunstancias, y desea desactivar ese esquema kármico para aprender a atraer otras realidades a su vida, deberá dedicarle un poco más de tiempo, pero te aseguramos que merece la pena.

Podrás conocer también tu potencial humano y rescatar la sabiduría que posees escondida dentro tuyo y conocer los recursos que tiene para combatir sus aspectos más débiles. En definitiva, saldrá más completo y con mucha más comprensión de sí mismo/a.

Desactivar algún síntoma, alguna limitación, algo que nos está condicionando puede tomarnos alrededor de 6 sesiones aproximadamente (siempre dependerá de la persona que consulta)

Trabajar con nuestro esquema kármico, comprendernos en profundidad para poder entender, perdonar, desactivar, reprogramar y re direccionar nuestra vida puede tomarnos mínimo de 10 a 15 sesiones.

Si tienes una idea diferente de esta terapia háblalo con tu terapeuta y pide toda la información que necesite para poder comprender bien el proceso. Piensa que mejorar siempre es posible.

A veces hay grandes cambios, a veces son cambios más modestos, pero en el fondo su bienestar está en sus manos y concretamente en su forma de pensar, en sus emociones y en sus actitudes. Se de nuevo el conductor/a de tu propia vida, porque nadie puede ocupar ese puesto más que tú.

DURACIÓN DE LAS SESIONES

Cada sesión tiene una duración de entre una hora y cuarto o una hora.

Solicita Terapia